Puntos Gatillo y bandas tensas

¿Qué es un punto gatillo?

Los puntos gatillo o trigger points son áreas musculares de alta sensibilidad. Son la base del síndrome de dolor miofascial y se caracterizan por producir dolor a la palpación con espasmo muscular asociado y cojera.

Su etiología no es del todo conocida, pero parece estar relacionada con cambios de actividad y sensibilidad muscular resultado de patologías articulares, viscerales o del sistema nervioso.

Síntomas clínicos

Clínicamente se caracterizan por:

  • dolor, es la manifestación más común
  • fatiga muscular, a través de contracciones musculares o temblores
  • amplitud articular reducida, tanto activa como pasiva
  • lamedura acral
  • claudicación

Principales músculos afectados

Cualquier grupo muscular puede verse afectado por un punto gatillo, pero existen patrones de distribución que tiende a ser constantes y los músculos sometidos a mayor estrés biomecánico se ven más afectados. Es comñun encontrar puntos gatillo activos en los siguientes músculos:

  • trapecio
  • tríceps
  • infraespinoso
  • deltoides
  • romboides
  • pectorales
  • bíceps
  • extensores del carpo
  • músculos epiaxiales
  • iliposoas
  • glúteos
  • sartorio
  • recto femoral
  • tibial craneal
  • gastrocnemio
  • bíceps femorañ
  • gracilis
  • semimembranoso
  • semitendinoso

Diagnóstico

Se diagnostican mediante palpación, que produce vocalización del animal y desencadena la presencia de una banda tensa. La ecografía del punto gatillo y banda tensa permiten observar la existencia de un cambio en el músculo, así como verificar su normalización después del tratamiento.

Tratamiento

Los puntos gatillo no responden al tratamiento antiinflamatorio y analgésico convencional, siendo las terapias físicas, las técnicas más apropiadas para su tratamiento:

  • El LASER, la diatermia, el calor superficial, el masaje y la movilización pasiva aumentan el flujo sanguíneo en el músculo afectado, ayudando a la eliminación de metabolitos, rompiendo de esta forma el círculo vicioso espasmo-dolor-espasmo.
  • Los estiramientos estimulan los mecanorreceptores de los tendones que responde con relajación muscular frente a una tensión repentina.
  • El masaje miofascial es una forma especial de masaje que libera por presión el punto gatillo. Es una técnica dolorosa.
  • La acupuntura se considera el abordaje más rápido y eficaz para el tratamiento de los puntos gatillo.